domingo, 26 de diciembre de 2010

Jose Mourinho, The Special One



Para muchos Jose Mourinho es el mejor entrenador del mundo, en esta entrada se resume brevemente su carrera como entrenador y se dan algunas ideas y pautas que definen el juego que sus equipos practican.


EL DECÁLOGO. Ésta es la clave de su éxito, 10 lecciones en las que se sintetiza su trabajo:

1. Pasión por lo que uno hace.
2. Actualización constante.
3. Coherencia; sólo exigir a los demás lo que nos exigimos a nosotros mismos.
4. Subrayar el espíritu de equipo, nadie está por encima del grupo.
5. Trabajo, mucho trabajo.

6. Comunicación y empatía, las emociones decisivas.
7. Adaptarse a la situación intentando sacar partido de las circunstancias en todo momento.
8. Carisma.
9. Innovación y originalidad en los entrenamientos.
10. Liderazgo y gestión del grupo de forma global. En fútbol profesional son los detalles (actitud, ambiente) los que marcan la diferencia.




A los trece años José Mourinho ya redactaba informes de los rivales de su padre, entrenador del Belenense. Años despues, el portugués, decidió estudiar Educación Física (en el ISEF -Instituto Superior de Educação Física-), al mismo tiempo jugaba en un equipo de la tercera división portuguesa. No destacaba y pronto decide dejar de jugar al fútbol. Tardó cinco años en graduarse en Educación Física, con especialidad en Metodología en Deportes. Poco despues Mourinho completó el curso de director técnico de fútbol de la UEFA en Escocia.

Su primera experiencia como entrenador la vivió en una escuela secundaria. No duró mucho, ya que pronto recibió una propuesta para trabajar en el cuerpo técnico del Estrela Amadora. En los años 90, Mourinho comienza a trabajar como asistente en el Vitória de Setúbal. Su trabajo comienza a llamar la atención y no pasará desapercibido para Sir Bobby Robson, por aquel entonces, en el Sporting de Lisboa. Robson no tarda en ficharlo como su asistente, desempeñando distintas funciones, entre éllas el scouting y la traducción; función que sus detractores utilizarían en el futuro para intentar menospreciarlo (con el ya famoso: Mourinho traductor). Mourinho acompañaría a Robson al FC Oporto y, en el año 1996, al FC Barcelona.
Robson deja el equipo blaugrana para entrenar al PSV Eindhoven holandés, es entonces cuando sus caminos se separan, Mourinho se queda en Barcelona. Louis Van Gaal reemplezaba a Sir Bobby Robson como técnico azulgrana. En ese período, Mou empieza a ganar protagonismo: interviene y participa en las sesiones de entrenamiento y en las reuniones tácticas, llegando incluso a dirigir al FC Barcelona B. Así finalizaría la etapa del luso como asistente de entrenador.

En la temporada 2000-2001 Mourinho regresa a Portugal y en la cuarta jornada de la Super Liga Portuguesa se hace cargo del Benfica, sustituyendo a Jupp Heynckes. Pocos meses despues de su llegada, se produce un cambio en la presidencia del club, lo que precipita la salida de Jose Mourinho de la entidad lisboeta.

En la temporada siguiente, Mourinho toma el mando del modesto União de Leiria. En pretemporada, viaja a Brasil con la intención de fichar jugadores a precio de saldo, vuelve con cuatro. El equipo realiza una muy buena campaña, en 18 partidos consigue 9 victorias, 6 empates y 3 derrotas. Al final de la misma, Mourinho empieza a llamar la atención de los grandes equipos portugueses.

El de Setubal reemplazaba a Octávio Machado como entrenador de los dragaos, a mediados de enero del 2002, debido al mal juego y los malos resultados. El FC Oporto finaliza la temporada en tercera posición, habiendo dirigido Mourinho 15 partidos (11 victorias, 2 empates y 2 derrotas) y realizando la promesa de que el FC Oporto sería campeón el siguiente curso.

Mou devolvió la capitanía a Jorge Costa (cedido en el Charlton), fichó a Nuno Valente y Derlei del U
nião de Leiria, Pedro Emanuel del Boavista FC, Paulo Ferreira del Vitória de Setubal y a Maniche y Edgaras Jankauskas, que terminaban contrato con el Benfica. Además identificó como pilares de su escuadra a Ricardo Carvalho (defensa), Costinha-Deco (centro del campo) y Helder Postiga (delantero). Uno de los aspectos más importantes del juego de Mourinho era la presión. El despliegue físico y las condiciones defensivas de jugadores como Costinha permitían al FC Oporto ejercer el pressing y ganar la batalla en el centro del campo. Cuando la presión la iniciaban la primera línea, Mou la llamaba pressiao alta. El FC Oporto arrasó. Fue campeón de la Super Liga, batiendo el record de puntos (86 de los 102 posibles) sacándole 11 al Benfica. Cosechó 27 triunfos, 5 empates y 2 derrotas. También fueron campeones de la Copa Portuguesa y de la Copa de la UEFA (ante el Celtic de Glasgow, en Sevilla).

La temporada 2003/2004 fue todavía más exitosa. Mourinho mejoró los números de la campaña anterior y aseguró el título cinco jornadas antes de que concluyera el campeonato. EL FC Oporto lograba así su vigésimo título de la Super Liga portuguesa. Pero lo mejor estaba por llegar, el binomio Mourinho-FC Oporto ganaría
la Liga de Campeones, con una victoria de 3-0 sobre el AS Mónaco. El club había eliminado antes al Manchester United, Olympique de Lyon y al Deportivo de La Coruña, habiendo perdido un sólo partido contra el Real Madrid en la fase de grupos. El único punto negro de esta temporada fue la derrota de la escuadra de Mourinho contra el Benfica en la Copa Portuguesa.
Había llegado el momento, Mourinho tenía las credenciales y los grandes de la Premier llamaron a su puerta. Liverpool y Chelsea eran los interesados y casualmente, Mourinho llegó a decir que el Liverpool era un equipo que interesaba a cualquiera, mientras que el Chelsea no tanto, ya que había demasiado dinero invertido por Roman Abramovich, que en cualquier momento podía retirarse y sacar todo su dinero. Mou consideraba que, para un director deportivo, tener grandes cantidades de dinero para fichar jugadores era muy tentador, pero tambien pensaba que el del Chelsea, era un proyecto frágil, sustentado en la voluntad (y los millones) de un hombre: Roman Abramovich.

Finalmente, Mourinho elige al Chelsea y en junio de 2004 desembarca en Londres convitiéndose en el técnico mejor pagado con un sueldo de 4.2 millones de libras anuales (casi 5 millones de euros). En su presentación ante los medios ingleses algunos periodistas intentaban que Mourinho justificase su valía y... el luso respondió lo siguiente: “no me llamen arrogante, pero soy campeón europeo, soy un tipo especial.” A partir de ese momento la prensa lo bautizó como "The Special One".
Mourinho se llevó a Stamford Bridge a su cuerpo técnico del FC Oporto: Rui Faria (preparador físico), Baltemer Brito (segundo entrenador), André Vilas-Boas (jefe de ojeadores, curiosamente es el actual técnico del FC Oporto) y Silvino Louro (entrenador de porteros). The Special One contó con Steve Clarke, que ya trabajaba en el fútbol base del Chelsea. Además "Mou" fichó a: Ricardo Carvalho y Paulo Ferreira (defensas-Oporto), Tiago (centrocampista-Benfica), Didier Drogba (delantero-Olympique Marsella) y Mateja Kezman (delantero-PSV Eindhoven). Gastó 70 millones de libras (unos 80 millones de euros).
El Chelsea de Mou era una versión mejorada de su Oporto, más fuerte, más rápido y más completo. El balance de su primer año en las islas fue muy positivo: campeón de la Premier, campeón de la Carling Cup y fue eliminado de la Champions League por el Liverpool en semifinales, con un gol fantasma de Luis García. Al finalizar esta campaña Mou, firmó un nuevo contrato con el Chelsea, pasando a cobrar 6 millones de euros anuales.

La temporada 2005/2006, el Chelsea volvió a ganar la Premier, y lo hizo derrotanto al Manchester United. En la celebración del título, The Special One lanzó al público su medalla, diciendo posteriormente que era igual a la de la temporada pasada y no necesitaba otra.

La temporada 2006/2007 fue el principio del fin. Las desavenencias con Abramovich y algunos problemas internos parecían no tener retorno. El Chelsea ganó la Carling Cup y la FA Cup, pero no revalidó la Premier, que fue para los Diablos Rojos.

La temporada 2007/2008 comenzó con un record para los de Mou: 64 partidos consecutivos sin conocer la derrota en Stamford Bridge, pero tres malos resultados (una derrota ante el Aston Villa, un empate frente al Blackburn Rovers y un 1-1 con el Rosenborg en la Liga de Campeones) desencadenaron la explosión. El 20 de septiembre de 2007, Mou dejaba el Chelsea, por mutuo acuerdo con la directiva blue.

Tras varios meses eligiendo destino y despues de ser relacionado con clubes como: Real Madrid, FC Barcelona o Valencia, Jose Mourinho firma con FC Internazionale por tres temporadas, pasando a ganar 9 millones de euros anuales convirtiéndose en el entrenador mejor pagado del mundo.
En un principio, el portugués pretendía llevarse a Milán a algunos jugadores del Chelsea como John Terry, Frank Lampard o Didier Drogba, pero finalmente no fue posible.
El Inter, con The Special One en el banquillo se proclamó campeón de la SuperCoppa Italia 2008 y del Scudetto 2008/2009. A pesar del doblete, la prensa internacional criticaba el juego de los de Mou. Cabe resaltar que Mourinho consiguió sacar lo mejor de Zlatan Ibrahimovic (25 goles en 35 partidos, consiguiendo el Capocannoniere (trofeo máximo goleador de la Serie A) así como salir elegido Mejor Jugador Extranjero del Año de la Serie A).

La temporada 2009/2010 llegarían los fichajes de jugadores como Lúcio, Thiago Motta, Wesley Sneijder, Diego Milito y Samuel Eto´o. Es, hasta ahora, la mejor temporada de Jose Mourinho, habiendo conseguido el triplete: la Serie A, la Coppa Italia y la Champions League.

El 22 de mayo de 2010, minutos despues de derrotar al Bayern de Munich, y conseguir su segunda Champions, Mou confirmó sus intenciones de marcharse al Real Madrid. Cuatro días despues, Manuel Pellegrini era destituido como técnico madridista y Florentino Pérez reconocía la intención de fichar al portugués. El 28 de mayo de 2010, Jose Mourinho se convierte en nuevo entrenador de la entidad merengue, despues de que Florentino Pérez cerrase su fichaje, previo pago de 16 millones de euros. La presentación se efectuó el 31 de mayo.

De la mano de Mou llegaron al Santiago Bernabeu jugadores como: Ricardo Carvalho, Sami Khedira, Mesut Özil, Ángel Di María, Pedro León o Sergio Canales. La idea de The Special One era dotar al equipo de una mayor fortaleza defensiva, un centro del campo férreo y ordenado, y recuperar el juego por las bandas. El esquema más utilizado por Mou en el Real Madrid es el 1-4-2-3-1, siendo su once más habitual el formado por: Íker Casillas, Sergio Ramos, Pepe, Ricardo Carvalho, Marcelo, Khedira, Xabi Alonso, Di María, Cristiano Ronaldo y Gonzalo Higuaín. La marcha del equipo en Liga fue más que notable hasta su visita al Camp Nou, encadenando 19 partidos invicto. La derrota por 5-0 frente a los de Pep Guardiola, es la más abultada de la carrera de Mourinho, a día de hoy el equipo marcha segundo a 2 puntos del FC Barcelona.



video



-"En mi equipo, el conjunto tiene que ser muy superior a la suma de sus partes. El nuestro no es un juego individual, sino colectivo".

-"La relación con los jugadores puede ser buena o mala, pero lo principal es que sea honesta, honesta a más no poder".

-"Tengo el objetivo de convertirme en el primer entrenador campeón de las tres mejores ligas del mundo: la inglesa, la italiana y la española".



thecalciumboy@terra.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario